Back
Los gobiernos

Principio 2

Principio 2

Hacer que la totalidad de Internet esté disponible en todo momento

Para que a nadie se le niegue el derecho a disfrutar de un acceso completo a Internet


1. Mediante el establecimiento de marcos legales y regulatorios que minimicen las interrupciones del servicio de Internet iniciadas por el Gobierno, y aseguren que cualquier interferencia se realice de manera consistente con la legislación vigente en materia de derechos humanos. Esto se hará a través de:

  1. La participación en diálogos y mecanismos nacionales e internacionales de múltiples partes interesadas, con el fin de garantizar el mantenimiento de conexiones ininterrumpidas a Internet y de promover una Web sin fronteras artificialmente creadas por las políticas públicas de cada país.
  2. Una coordinación transparente y documentada con actores del sector privado para garantizar que cualquier intento por restringir el acceso a las redes de Internet sea necesario, y se apoye en medios proporcionales para lograr un fin legítimo; y al mismo tiempo que se procura minimizar los efectos colaterales no deseados que acciones legítimas pudieran tener sobre terceros.
  3. La investigación y documentación del coste que las interrupciones del servicio suponen para la economía nacional, las empresas y los usuarios.

2. Mediante la creación de capacidades que tiendan a garantizar que las peticiones que persigan la eliminación de contenidos ilegales se realicen conforme con la legislación internacional en materia de derechos humanos. Esto se logrará a través de:

  1. La aprobación de leyes y normativas nacionales que resulten adecuadas a la hora de garantizar la aplicación efectiva de los derechos humanos recogidos en los tratados internacionales en términos de libertad de expresión y de asociación y reunión pacíficas, así como en términos de libertad de acceso a la información, tal como deben ser aplicadas al discurso, el comportamiento y la información en la red.
  2. La financiación de la investigación y participación en foros de múltiples partes interesadas cuyo objetivo sea el desarrollo de un futuro reglamento centrado en la resolución de disputas vinculadas a los mecanismos de moderación y en la eliminación de contenidos con el fin de garantizar que se respeten los estándares en materia de derechos humanos. Estos reglamentos abordarán también los mecanismos necesarios para reducir el impacto de la información falsa y de la desinformación.
  3. El desarrollo de mecanismos para garantizar que todas las solicitudes gubernamentales relacionadas con la eliminación de contenidos estén fundamentadas en la ley y debidamente documentadas, que cumplan los estándares de legalidad, necesidad y proporcionalidad en relación con los derechos humanos, que incluyan una debida notificación tanto al responsable de la publicación como al público potencial, y que estén sujetas a apelación y revisión judicial.
  4. El desarrollo de mecanismos que garanticen una transparencia efectiva para la publicidad de contenido político.

3. Mediante el fomento de la apertura y la competencia, tanto en la capa de acceso a Internet como en la de contenidos, a través de:

  1. El apoyo a–o establecimiento de–agencias independientes con capacidad de supervisión, creación y aplicación de normas, con el fin de garantizar que los proveedores de acceso a Internet no discriminen indebidamente entre contenidos, plataformas, servicios, dispositivos o personas.
  2. El apoyo a la aplicación efectiva de la legislación en materia de competencia en todos los niveles de la red, incluyendo a través de la promoción de la interoperabilidad y de los estándares abiertos, como un medio para garantizar que las pequeñas empresas y emprendedores tengan una oportunidad justa a la hora de desarrollar y difundir con éxito nuevos contenidos, tecnologías y negocios en la red.
  3. La financiación de investigaciones para determinar el grado y el carácter de la competencia y consolidación en la red, así como su impacto.